jueves, 5 de mayo de 2016

Pre estreno del Olivo en Madrid con Icíar Bollaín.

Ayer tuvimos la suerte de acudir al preestreno educativo de la película en los Cines Yelmo del centro comercial Isla Azul, en Madrid.
Muchas emociones juntas, antes y después de la experiencia. Tuvimos la suerte de que aparte de llevar juntos a nuestros alumnos de 1º de ESO con sus abuelos (pura magia ese encuentro), nos pudo acompañar la directora de la película, Icíar Bollaín, y contestar a algunas de nuestras preguntas, y las que les plantearon también otros alumnos universitarios que estuvieron por allí.


Habíamos trabajado en clase con el trailer, y habíamos hablado de la gran cantidad de valores que la película transmite, sobre todo a nivel medioambiental, de raíces, y valores familiares intergeneracionales.
Además, a la luz de entrevistas a Icíar que he oído y leído en estos días en radio/prensa (qué dura es la promoción de un film) también reflexionaba sobre lo que le oía decir: qué pasa cuando te arrancan una parte de ti, cómo mostraría en la película las relaciones familiares más o menos rotas o reconstruidas, cómo se palparía ese mensaje de lo que va estando ahí de generación en generación contemplando la Historia, o cómo ilustraría la crisis que nos vapuleó -y vapulea-, o ese capitalismo que cree que todo lo puede comprar. Quería ver toda esa la creencia en que los cambios son posibles cuando uno se pone en marcha. Ese medioambientalismo de vísceras, cuando uno quiere algo no lo destruye. Toda mi curiosidad antes de ver la película estaba en estos temas...
Una vez vista la película, vimos también el valor de la amistad y la fidelidad, amores explícitos y amores escondidos, vimos lo loco y a la vez lleno de sentido que puede ser llevar adelante una aventura quijotesca sin un plan muy pensado y solo por amor ("¡¡No podía sentarme a ver cómo mi abuelo se muere de pena!!"), la confianza como motor de cambios, de inconformismo, de ayudas espontáneas ("¡A veces cuando crees en algo, te tienes que lanzar, de cabeza, y la gente te ayuda por el camino!"), pequeñas pinceladas que se dejan entrever en la película y que a veces son detalles de dos segundos (las prostitutas de la Jonquera o una mujer árabe en una azotea a mí no me pasaron desapercibidas), el valor de la verdad y la mentira, la incapacidad que a veces tenemos para el silencio o la escucha... Lo siento, no puedo contar más de la trama!
Los actores, tanto los profesionales (los personajes de Alma, Alcachofa, Rafa) como los elegidos "ad hoc" para esta película (el abuelo y Alma niña), inconmensurables.


Me pasé buena parte de la película tomando notas a oscuras, de lo que oía, veía, sentía... Con más de una lágrima, no vamos a negarlo. Una película sin buenos ni malos, sino con gente a la que le pasan cosas y reacciona de determinadas maneras en determinados momentos de su vida, fruto de sus circunstancias. La vida misma.
Disfruté mucho a la vuelta viendo de nuevo a los niños con sus abuelos en el autobús, sus complicidades, sus mimos, sus consentimientos mutuos, sus diferentes visiones de lo que habían visto, sus piropos mutuos. Es una película muy emocionante. Les pedí a todos que en los próximos días hablen de lo vivido (no ve lo mismo un chico de 12 años que un abuelo de 70). Eso hay que contrastarlo, macerarlo y reposarlo.
Al finalizar la película, los chicos de la Tribu 2.0 andaban por allí y entrevistaron a algunas parejas abuelo-nieto. ¿qué más podíamos pedir?. Los chicos lo pasaron genial,  y sus abuelos estaban muy emocionados también. Encantados de haber podido entrevistar a Icíar, emocionados con la trama de la historia y las entrevistas posteriores.
Y nosotros muy agradecidos por la oportunidad de traer el cine a la escuela y la escuela al cine, y hacerlo en familia. Al bajar del autobús, nos llevó un rato despedirnos ¿Adivinan por qué?
Las raíces. Nuestros abuelos son nuestras raíces. Vivir y sentirse arraigados y enraizados en la familia, en las cosas que hacemos, en los trabajos, en las personas con las que estamos, en los amigos. Gente con historia, gente que cuenta y que debe ser contada
Felicidades a Icíar Bollaín, Paul Laverty, y a todo el equipo de la película por esta historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIenvenido al espacio de comentarios.
Es el lugar en el que el Equipo de profesores comparte ideas, admite sugerencias o nuevas informaciones.
La redacción es sencilla como puedes apreciar y solo pedimos que sea en un tono respetuoso y que aporte perspectivas plurales al tema de la educación .
Los adultos de la Tribu ahora tienen que educar incluyendo una cultura emergente que estamos creando, entre todos, al introducir la interacción virtual que nos facilita la tecnología.
Muchas gracias por compartir tu tiempo y tus comentarios