jueves, 12 de mayo de 2016

Esa persona que tengo cerca y llamo abuelo

A las 22:00 acabó la película, son las 00:00 y escribo.

Escribo con una sensación muy fuerte aún en el cuerpo, de sorpresa, de cariño.
Sorpresa por el guión, un abuelo, una nieta y un olivo, no podía acercarse más a innumerables experiencias que guardo cuidadosamente en mi mochila.
Cariño, hacia esa persona que tengo cerca y llamo abuelo. Brusco  en sus formas, tacaño en un ser, varonil, lleno de vitalidad y con mirada penetrante. Así creo, lo describirían sus tres hijas e hijo. Para mí, mi abuelo. Recuerdo las temporadas de trabajo en el campo, no recuerdo que me haya llevado al parque ni que me haya montado a hombros, si, a un abuelo persistente en sus tareas, que ama sus  tierras, las cuida, las labra, siembra, corta, abona  y las observa con satisfacción. Un ejemplo de constancia, que después de años de dureza es capaz de mostrar su cariño hacia su primera nieta. Eso no lo digo yo, lo dicen sus ojos.


Iciar Bollaín, ha sido capaz de capturas mis cinco sentidos desde el comienzo de la película hasta el final, llevándome a mis 15, a mis 18 y a mis últimos 32 años,  no es solo una película es una ventana a innumerables experiencias cotidianas,  con un toque de inocencia y cargada de emoción. Enhorabuena. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

BIenvenido al espacio de comentarios.
Es el lugar en el que el Equipo de profesores comparte ideas, admite sugerencias o nuevas informaciones.
La redacción es sencilla como puedes apreciar y solo pedimos que sea en un tono respetuoso y que aporte perspectivas plurales al tema de la educación .
Los adultos de la Tribu ahora tienen que educar incluyendo una cultura emergente que estamos creando, entre todos, al introducir la interacción virtual que nos facilita la tecnología.
Muchas gracias por compartir tu tiempo y tus comentarios